Factores de riesgo en la creación de una empresa

En ocasiones, se suele decir que crear una empresa siempre lleva riesgos, como si fuera una manera de desincentivar al emprendedor que quiere crear un negocio. Sin embargo, cualquier analista financiero sabe que asumiendo riesgos es como se obtienen grandes rentabilidades.

Cada emprendedor se enfrenta de manera diferente al riesgo y, por eso, muchos prefieren proteger su inversión apostando por un negocio probado y rentable, con resultados en la mano, como son las empresas en régimen de franquicia. En cualquier caso, siempre es necesario analizar el riesgo de cualquier franquicia en la que queramos invertir.

Analizar el riesgo: factores externos e internos

Hay dos elementos fundamentales que analizar cuando se trata del riesgo: el riesgo de mercado y el riesgo específico ligado al modelo de negocio de la franquicia.

A la hora de analizar el modelo de negocio, se analizan variables como producto, local, población o ubicación, entre otras que, en muchos casos, dependen del inversor (variables internas). En lo que se refiere al riesgo de mercado depende del funcionamiento del sector y factores como la legislación, la estacionalidad o la situación económica actual (variables externas).

Las franquicias permiten reducir el riesgo ligado al modelo de negocio ya que éste se ha probado. No estamos implementando un nuevo modelo de negocio con una costosa curva de aprendizaje, donde hemos de movernos por ensayo y error. La empresa franquiciataria nos aporta su marca, su know how y una estructura de costes adecuada que nos ahorra muchas equivocaciones.

En lo que respecta al riesgo de mercado, en muchos casos se han minimizado ya los riesgos cuando la empresa matriz ha creado otros establecimientos en entornos de mercado parecidos.

Cualquier negocio tiene un factor de riesgo pero el riesgo implica mayores posibilidades de obtener rentabilidad.

Suscribirse a este canal RSS