Franquicias Husse, comida a domicilio para mascotas

Husse es una empresa sueca fundada en 1987 especializada en la venta y comercialización de comida natural de gran calidad (Premium y Superpremium) para perros, gatos y caballos; así como también accesorios para las mascotas, por ejemplo, arena de gatos.

Los productos de Husse no se venden en tiendas, sino que llegan directamente a los clientes a través de sus más de 600 distribuidores o franquiciados que existen actualmente en toda Europa.

Es necesario realizar el pedido de forma on-line

Quienes deseen adquirir los productos de Husse, deben hacer el pedido a través de la página web de la empresa y será el franquiciado o distribuidor quien se encargue de gestionar el pedido y entregarlo en el domicilio del cliente, sin sobrecoste alguno por el porte.La entrega se efectúa con vehículos identificados con el nombre de la empresa.

Actualmente hay en Europa más de 600 franquiciados y en España es la única franquicia que ofrece este tipo de productos mediante el reparto a domicilio.

Cada franquiciado tiene en exclusiva un territorio a su cargo, con un mínimo de 120000 habitantes y 20000 mascotas. Únicamente en el caso de que haya territorios que no disponen de distribuidor, el reparto se efectúa a través de empresas de mensajería.

 

Husse ofrece a sus clientes una atención personalizada

Una de las señas de identidad de Husse es la preocupación por ofrecer a sus clientes, además de unos productos de alta calidad, una atención totalmente personalizada.

Para la empresa, el cliente y sus animales son lo primordial, por lo que se realiza un seguimiento mensual de los mismos. Continuando con el deseo de ofrecer lo mejor a sus clientes, los franquiciados o distribuidores son personas que sienten pasión por los animales, con gran experiencia en ventas y con gran capacidad para el trato con personas.

Husse también cuida mucho la información que ofrece en su página web, con explicaciones detalladas de cada uno de los productos que vende, haciendo especial referencia a los ingredientes y propiedades de los diferentes productos alimenticios.

Escuelas y guarderías Chiquitín, una franquicia para crecer con éxito

Desde hace ya tiempo se sabe que los primeros años en la vida de un niño son cruciales por la repercusión que tienen en el desarrollo posterior. De ahí la importancia de una adecuada estimulación que les permita ir adquiriendo las capacidades y habilidades que necesitarán a lo largo de su vida.

Con este objetivo nació en 2002 Chiquitín, la cadena de escuelas infantiles, actualmente presente en nueve comunidades autónomas, con 44 establecimientos, 13 propios y 31 en franquicia, y en continuo proceso de expansión.

Chiquitín dispone de proyecto educativo propio

Las escuelas Chiquitín disponen de un proyecto educativo propio elaborado por sus profesionales, desde un conocimiento en profundidad de los tres primeros años de vida y con la aportación realizada tanto por las familias como por instituciones. El aspecto central en la educación de los niños que ofrecen estas escuelas infantiles es el afectivo, como base para la adquisición de capacidades sociales, físicas y cognitivas.

Entre otras señas de identidad se definen como escuela creativa, integradora y renovadora, siempre con el niño como protagonista central. Considerado con criterio de calidad, otro elemento central en el devenir de estas escuelas es la relación y colaboración con las familias, imprescindible para lograr una continuidad entre el entorno escolar y familiar, de forma que los niños pueden integrar de forma sólida los aprendizajes, habilidades y valores aprendidos.

Prestan todo el apoyo necesario para quien quiera crear una franquicia

Para emprendedores apasionados por la educación infantil, puede ser una gran oportunidad el crear una franquicia de Chiquitín, pues ofrecen todo el apoyo necesario para llevar a cabo el proyecto, así como también en el aspecto pedagógico y educativo cuando ya está el centro en funcionamiento.

Chiquitín se caracteriza por altos estándares de calidad, por lo que se solicita a los posibles emprendedores vocación por la educación, recursos económicos suficientes, tener conocimientos y experiencia en gestión, y colaborar y aplicar las directrices de la empresa respecto a los aspectos pedagógicos, técnicos y comerciales.

Rokelín, una franquicia para “cervecear” y disfrutar de lo bueno

El concepto de negocio doble o múltiple está cada vez más arraigado. Ya no es difícil ver como una pastelería es también sidrería o que una librería vende ropa, por ejemplo. Desde Teruel ha llegado la reinvención de las charcuterías, que cada vez tenían menos clientes, dando un doble servicio de bar y de compra de embutidos.

Rokelín nació como franquicia en 2010, a raíz de su primera tienda montada en Teruel y la extensión al resto del territorio aragonés. Pero la historia de este negocio empieza mucho antes, cuando D. Roque Orriols abre una pequeña charcutería en la ciudad turolense en 1975. 

Esa empresa familiar fue creciendo gracias a un saber hacer elegante que aportaba por la promoción de los productos artesanales de Teruel en el resto de España.

Por eso no solo disponen de las tabernas y charcuterías para acometer la empresa de dar renombre a los productos de Teruel, sino que cuentan con secaderos y fábricas de embutidos propios donde curar los jamones y embutidos que llevan a sus franquiciados.

Dentro y fuera de España

Aunque a Rokelín le queda mucho camino por recorrer ya es una franquicia realmente consolidada. Cuenta con cuatro establecimientos propios y además 17 tiendas en franquicia en Aragón y la Comunidad Valenciana. 

Además, la gran acogida en estos tres primeros años ha hecho que se planteen empeñar el tirón en abrirse camino en el extranjero. La iniciativa que plantean es dar facilidades a los emigrados españoles para que abran un Rokelín allá donde se instalen en Europa.

Condiciones para la franquicia europea

Los primeros sitios interesados en Rokelín han sido Holanda, Suiza y Alemania. No obstante, es necesario una población superior a 50.000 habitantes. El Corte inglés es el encargado de reformar el local que debe tener al menos 40m2, y no exige cocina con salida de humos. Una oportunidad muy ajustada para los que se tengan que marchar fuera.

Suscribirse a este canal RSS